top of page

Cómo decir "te quiero" sin decir te quiero

¿Te resulta familiar sentirte feliz o triste por algún mensaje que hayas recibido? ¿Te ha dolido alguna vez el comentario de alguna persona con la que estabas tranquilamente hablando? La comunicación forma parte del núcleo de las relaciones que establecemos con las personas. Incluso podría entenderse como el motor que hace crecer las relaciones. Es algo que forma parte de nuestra vida cotidiana.


Hoy os quiero hablar del valor de los mensajes que intercambiamos con las personas, sea cual sea el tipo de relación que mantengas con ellas. También del efecto que tiene en ti el significado que percibes del mensaje en esa comunicación. Por último, te contaré que habilidades pueden ayudarte a entender mejor estos mensajes y a expresarte mejor.



¿Por qué puede ser importarte la comunicación en las relaciones?


Cuando hablo de relaciones, me refiero a cualquier vínculo con cualquier persona. Podemos hablar de relaciones familiares (con tus padres, tus hermanos, tus hijos…), relaciones de amistad, relaciones de pareja o también relaciones laborales. Aquí la comunicación empieza a ganar valor si permite el crecimiento de esa relación.


La comunicación se vuelve importante por los mensajes que recoge. A veces olvidamos que las cosas importantes no siempre son fáciles de expresar. Corremos el riesgo de que las palabras no sean suficientes para transmitir cómo nos hace sentir aquello que queremos contar, incluso sentimos miedo de que la otra persona no perciba bien el significado de nuestro mensaje. Cuando esto ocurre, es porque el mensaje o la relación tienen importancia.


Por ello, te contaré cómo expresar de la mejor forma posible estos mensajes y cómo percibir el valor de este tipo de mensajes, dando el peso que se merecen las palabras que recibimos o que emitimos.


A veces olvidamos que las cosas importantes no siempre son fáciles de expresar.


¿Qué hay detrás de un “te quiero”?


Si hablamos sobre querer a una persona, no deberíamos reducirlo a un amor puramente de pareja. Querer puede implicar sentir cariño, echar de menos, estar orgulloso de los logros de una persona, sentir afecto por ella, disfrutar del tiempo juntos…También se puede querer de distintas formas según la relación que tengas con cada persona.


Un “te quiero” busca expresar con palabras el amor que sientes por alguien. Y lejos de comprometerte a nada, es un sentimiento como cualquier otro, que al igual que aparece puede hacerse más pequeño.


A veces nos encontramos a personas que huyen de esta forma de expresión, y otras que disfrutan diciendo que lo sienten de verdad. Lo que ocurre es que ambos tipos de personas se encuentran en un mismo punto cuando, “sin darse cuenta”, expresan su afecto y cariño por alguien en conversaciones corrientes mediante mensajes corrientes.


La clave está en empezar a valorar estos mensajes de la forma en la que se merecen, y no ir en busca de una expresión de cariño que se textualice solo en un “te quiero”. A veces puedes sentirte dolido si esperabas un mensaje concreto y te encuentras recibiendo otro. Pero también puede ocurrir lo contrario, que un mensaje te saque una sonrisa porque sabes el cariño que la otra persona está expresando en sus palabras.


Entonces, detrás de un “te quiero” está el cariño que una persona siente por otra. Pero, como ya hemos dicho, es un cariño que expresamos mucho más a menudo de lo que creemos.


Expresan su afecto y cariño por alguien en conversaciones corrientes mediante mensajes corrientes.

Un clásico ejemplo sería el de los 5 minutos. Imagínate saliendo del trabajo muy cansado. Habíais quedado con tu amigo o amiga o con tu pareja para veros después, pero el cansancio te hace preferir irte a casa. Le propones hablar por teléfono durante los 5 minutos que tardas en llegar. Podría responderte: “para 5 minutos mejor lo dejamos para otro día que hayas descansado” o “genial, aunque sean 5 minutos”.


Ninguno de los dos mensajes debe calificarse como mejor o peor (y tampoco es el objetivo de este post). Lo que se quiere mostrar es lo que esconde este segundo mensaje: una forma de expresar cariño sin necesidad de decir “te quiero”.



¿Cómo decir o percibir un “te quiero” sin decir te quiero?


Las relaciones con los demás ponen en juego muchas habilidades sociales, por lo que es importante que conozcamos cuáles son estas habilidades y en lo que nos pueden ayudar a la hora de relacionarlos con los demás. Pueden ayudarte a mantener relaciones sanas y a comunicarte de forma más positiva.


¿Qué habilidades pueden ayudarte y de qué forma?


Podríamos hablar de las habilidades de comunicación para saber expresar y saber escuchar, de la empatía, la asertividad o la inteligencia emocional, entre otras.


Estas habilidades te pueden ayudar a:

  • Escuchar sin juzgar y sin desvalorizar el mensaje que te está expresando la otra persona. Hay tantas realidades como personas en el mundo y, aunque con otra persona formes parte de una misma relación, no siempre coincidiréis igual en todos los aspectos.

  • Tener empatía hacía la otra persona. Cuando quieras apoyar o ayudar a una persona, intenta ponerte en su lugar. No intentes entender cómo se siente a través de tus propias experiencias o de tus creencias. Esfuérzate en colocarte en el lugar del otro para entender desde ahí cómo se siente y mostrarle tu apoyo.

  • Tener inteligencia emocional. Tanto si eres el emisor como el receptor de un mensaje, es importante enmarcar el mensaje en el contexto del tipo de relación que tengas con esa persona. Es decir, tener la capacidad para reconocer tus propias emociones, las de los demás y también cómo las emociones de ambos se relacionan entre sí. Te ayudará a expresarte mejor y a gestionar las emociones.

  • Tener capacidad asertiva para expresar lo que sientes o piensas. Cuando vas a emitir un mensaje a una persona, no debes olvidar que ese mensaje causará un impacto en el otro. Por ello, es importante escoger las palabras adecuadas que traten de expresar lo que sientes sin provocar confusión, malentendidos o malestar a la otra persona.


Cuando vas a emitir un mensaje a una persona, no debes olvidar que ese mensaje causará un impacto en el otro.

En resumen, es importante no olvidar que, tanto en las relaciones interpersonales como en la comunicación con otra persona, no somos los únicos protagonistas, sino que existe un otro. Ese otro también siente, piensa y actúa en la relación. Por ello, tener habilidades sociales y saber percibir lo que realmente expresan los mensajes que suelen pasar desapercibidos, te ayudará a hacer de la relación con una persona una relación más positiva. Te encontrarás ante relaciones o conversaciones que te harán sentir en un lugar seguro, apoyado, entendido, cuidado y querido.


Si te ha gustado no olvides compartirlo para que pueda llegar y ayudar a otras personas. Te recomendamos que para entrenar estas habilidades y este cambio de foco en los mensajes eches un vistazo alguno de los posts que están publicados. Más abajo te recomendamos algunos de los que quizá pueden interesarte. En ellos encontrarás herramientas muy útiles y consejos prácticos que te ayudarán a desarrollar estas habilidades. Si lo necesitas, también puedes contactar con nosotras en privado a través del formulario de contacto que encontrarás en la página web o mandando un email a contacto@tuconsultaonline.info


¡Gracias por leernos! Hasta la próxima.

Entradas relacionadas

Ver todo

コメント


bottom of page